La Ley del Deporte

El tiempo - Tutiempo.net

Wout Van Aert sufrió la fractura de una clavícula y varias costillas en una espectacular múltiple caída en el Tour de Flandes

El sueño de una primera victoria en el Tour de Flandes o en la París-Roubaix, los dos Monumentos en pavés, se frustró este miércoles para Wout Van Aert, que sufrió la fractura de una clavícula y varias costillas, tras una dura caída que incluyó a una decena de ciclistas en la carrera “A Través de Flandes”.

Cuando superó la línea de meta como vencedor en Waregem, el estadounidense Matteo Jorgenson, compañero de la estrella belga en el equipo Visma-Lease a Bike y revelación de la primavera europea, se acordó de su líder: “Espero que Wout esté bien”. Sin embargo, una hora y media más tarde, la formación neerlandesa confirmó que la violencia de la caída y las lágrimas de Van Aert justificaban los peores temores.

El belga Wout van Aert terminó en el asfalto, con la clavícula derecha fracturada y varias costillas dañadas.
El belga Wout van Aert terminó en el asfalto, con la clavícula derecha fracturada y varias costillas dañadas.X

“En el hospital se le diagnosticó una clavícula rota y varias fracturas en las costillas. La duración de su baja no está determinada. Es seguro que se va a perder el Tour de Flandes (que comienza este domingo), la París-Roubaix y la Amstel Gold Race”, anunció el equipo en un comunicado en la red social X (ex Twitter).

La caída es un duro golpe para la estrella del ciclismo belga, que sueña con añadir al fin uno de los dos Monumentos en pavés a su cosecha, sacrificando varias carreras en los últimos meses para prepararse justamente para estas dos citas. Van Aert había estado tres semanas en Tenerife ultimando su puesta a punto en las empinadas rampas del volcán Teide, el punto más alto de España (3718 metros).

Tras llegar los médicos, Wout van Aert fue subido a una camilla y llevado a un hospital
Tras llegar los médicos, Wout van Aert fue subido a una camilla y llevado a un hospitalX

El líder del equipo Visma-Lease a Bike se fue al asfalto a 67 kilómetros de la meta, en una curva hacia la derecha a toda velocidad. Ayudado por los médicos, se levantó con dificultad, con el maillot desgarrado y heridas visibles en la espalda, antes de ser evacuado en ambulancia para ser examinado en un hospital.

Implicados en la misma caída, su compatriota Jasper Stuyven también sufrió una fractura en la clavícula, según los medios belgas, mientras que Mads Pedersen, el principal referente del equipo Lidl-Trek, pudo continuar. El eritreo Biniam Girmay también fue al hospital, pero no se detectó ninguna fractura, según informó Intermarché.

El lugar de la caída, un descenso que lleva al pie de Kanarieberg, es conocido por su peligrosidad al punto de que no está en el recorrido de la Vuelta a Flandes, pero se mantiene en la A Través de Flandes, que se disputa en los días previos. “Fue una caída horrible. Cuando vi lo que pasó sabía que Wout no continuaría, íbamos muy rápido. Pienso en él y en los otros que cayeron”, añadió Jorgenson, tras su victoria en solitario.

La espectacular múltiple caída

El pasado viernes, Van Aert ya había sufrido una caída de menor gravedad en el Gran Premio E3, que ganó su rival Mathieu Van der Poel. Para Van Aert, la maldición parece continuar en las clásicas y semiclásicas, donde acumula episodios desafortunados, como su pinchazo durante la última París-Roubaix en un momento crucial de la carrera.

“Quiero hacerlo y debo hacerlo”, señalaba sobre ganar al fin hace unos días Van Aert, mientras Bélgica espera verlo triunfar en sus clásicas competencias desde hace varios años. El ciclista de 29 años tiene también en su programa el Giro de Italia, en mayo, pero no el Tour de Francia, porque su objetivo es buscar las medallas en los Juegos Olímpicos de París.

Comentarios

Scroll al inicio