La Ley del Deporte

El tiempo - Tutiempo.net

SE ACABÓ LA NOVELA: CASTAÑO-CHARLO 2 ESTE 14 DE MAYO EN LOS ÁNGELES ¡PRONÓSTICO!

El sueño de tener un Mediano Júniors unificado sigue estando vivo. El argentino Brian «El Boxi» Castaño se recupero del desgarro del bíceps que impidió que se pelee, este 19 de marzo último, ante Jermell «El León» Charlo. Y ahora la batalla será en el Cripoto.com Arena de Los Ángeles, California. Tierra neutral, o algo así. Ya que sigue siendo el país de «El Mellizo Negro».

Estarán nuevamente en juego las cinco coronas del mundo. Charlo es dueño del cinturón The Ring, AMB, FIB, y CMB. Mientras que Castaño es el propietario del OMB. Cualquier otro campeonato… Es de «papel picado». Digo esto para quienes no siguen de cerca al boxeo, y le quieren «meter el perro»…

Los dos han empatado un 17 de julio en una de las peleas del año 2021. Donde Castaño fue superior y domino, pero le zarparon el triunfo. En una pelea pareja e inolvidable. De ida y vuelta.
Tras varias idas y vueltas, el desquite ha sido confirmado. Y esta noticia estuvo condicionada por un sinfín de misterios y secretos volcados sobre la “mesa chica”, del negocio del boxeo.

Hubo que conformar al australiano Tim Tszyu, retador oficial al título mundial OMB, con una paga importante para posponer su oportunidad legítima y, de este modo, asegurar su chance con el vencedor de “Castaño vs. Charlo II”.

Jermell duplicó su ira sobre Brian descreyendo de todas las certificaciones médicas presentadas. Lo hizo público y alimentó su «mala onda» manifestada el 17 de julio último en San Antonio, Texas, cuando se midieron por primera vez. Y lo «sacaron a pasear» por el ring.

Es la figura más atractiva, el «chico de la casa», pero aún debe “limpiar” la imagen que dejó en aquel cotejo con Castaño. Perdido en el ring y empatando en las tarjetas. Sin respuestas boxísticas y anímicas. Hoy necesita aprobar aún esta asignatura pendiente.

Castaño consiguió sus objetivos. Dilatar hasta mayo la revancha y llegar al peso entero y sin dietas abusivas. A pesar de su leve desgarro en el bíceps derecho, últimamente pudo intensificar su preparación atlética.

El gran misterio de “esta novela” es deducir en qué condiciones llegará Castaño. Todo esto no sumó a su favor. Ni con sus promotores y menos aún con los directivos de la OMB, que demoraron al máximo aprobar esta postergación. La OMB defendió a ultranza a Castaño en la realización de su pelea consagratoria ante el brasileño Patrick Teixeira, en 2021, pero lo desprotegió en esta ocasión. Saturados quizá por las tres postergaciones impuestas en esta revancha.

La mesa está servida. La gloria o el ocaso los esperan. Cielo o infierno. No hay lugar para purgatorios.

PRONÓSTICO DE LA LEY DEL BOXEO

¿Será Castaño el mismo a pesar de su lesión en el bíceps? Clavado que va a ser nuevamente competitiva. Castaño va a ser el agresor. Y Charlo el contra golpeador. El alcance, la velocidad y la potencia del moreno van a ser un problema al principio. Hasta puede que nos hagan zapatear. O tirar…

Luego Castaño va a comandar las acciones. Con más trabajo y variantes. Al menos a los ojos de la gente… Seguro que Charlo se va a beneficiar en algunas vueltas, de la caridad de los jueces obsecuentes. Que en todos lados son muy frecuentes.

La presión, el volumen, y la creatividad lloverán desde el lado argentino. Pero más poder tiene Charlo, y una caída puede ser solo lo que necesite para inclinar la balanza en su favor. De cualquier manera en la primer pelea Charlo vagó desconcertado y sin respuestas, hasta que metió una mano milagrosa en el noveno, en su peor momento, cuando fueron a «sacarlo»… Que le prendió el samba al orgullo de Isidro Casanova.

Creo y quiero pensar que no va a ocurrir esta vez, y Brian terminara el show siendo más inteligente, cauteloso, y se llevará esos últimos rounds de campeonato. Que se le escaparon por «un pelo» la primera vez. Dame «de cabeza» Brian Castaño por Decisión Unánime.

Va a ser de hacha y tiza. Va a ser la pelea más dura de sus vidas. Y se van a tener que exceder hasta de sus propios límites por un buen pedazo de gloria e inmortalidad. Si Castaño gana, discutiblemente, se mete entre los mejores 10 boxeadores argentinos de todos los tiempos. Y ese no es un lugar para cualquiera. Tenés que ser un campeón de veras. Y de muy «buena madera».

LA LEY DEL DEPORTE

Comentarios

Scroll al inicio