La Ley del Deporte

El tiempo - Tutiempo.net

HOLA, SOY LA DROGA (CHARLAS SOBRE ADICCIONES)

«Hola, soy la droga. Yo destruyo hogares, desgarro familias, te quito a tus hijos, al amor de tu vida y eso es solamente el comienzo. Soy más costosa que los diamantes, que el oro, el dolor que traigo es un espectáculo para contemplar, y si me necesitas, recuerda que soy muy fácil de encontrar. Vivo a tu alrededor, en las escuelas, en las esquinas y vago por todas las ciudades. Vivo con los ricos, con los pobres, vivo en las calles, y tal vez a tu lado».

«Mi poder es impresionante; Probame y ya verás, pero si lo haces nunca podrás liberarte. Solo inténtalo una vez y a lo mejor te dejo ir, pero pruébame dos veces o tres veces, y seré progresivamente dueña de tu alma. Cuando te posea, robarás y mentirás. Harás lo que tengas que hacer para sentir mis efectos. Cometerás crímenes porque mis encantos valdrán el placer que sentirás en tus brazos. Mentirás a tu madre; Robarás a tu padre. Cuando veas sus lágrimas, deberías sentirte triste. Pero olvidarás tu moral y cómo fuiste educado, me darás tu conciencia, te enseñaré mis caminos. Degradarás tu corazón, y humillarás a tu cuerpo».

«Yo separo a los niños de sus padres, y a los padres de sus hijos, te vuelvo contra Dios, separo a los amigos. Te quitaré todo, tu aspecto físico, tus valores, el amor y respeto. Pero te dejaré tu orgullo para que te arrastres como «gusano» abrazado de él, mientras que yo, siempre sonriendo, mantendré un pie sobre tu cuello. Dejarás todo por mí, tu familia, tu hogar, tus amigos, tu dinero, y tus sueños».

«Y entonces terminarás solo, enfermo, podrido y sin recordar quién fuiste. Voy a tomar y tomar de ti, hasta que no tengas nada más que darme. Cuando termine contigo tendrás suerte de vivir. Inténtalo si quieres, pero te advierto que esto no es un juego. Si me das la oportunidad entraré en tu mente hasta obsesionarte. Pero no será todo, voy a arrebatar tu cuerpo; Voy a controlar tus pensamientos. Y arrancarte tu espíritu. Me pertenecerás por completo».

«Tu alma será mía. Las pesadillas que te daré mientras estás tumbado, las voces que escucharás dentro de ti, los sudores, las sacudidas, las visiones que verás, son todos regalos de mí para ti por ser un fiel adicto a mí. Pero para entonces ya será demasiado tarde, y sabrás en el fondo de tu corazón, que eres mío y que no nos separaremos. Por más que te haya secado el alma».

«Lamentarás haberme probado por primera vez, siempre lo hacen todos, pero tú viniste a mí, no yo a ti. Sospechaste que esto pasaría. Muchas veces te lo dijeron, pero desafiaste mi poder y elegiste ser soberbio. Podrías haber dicho que no, escuchar a los mayores, y simplemente haber dado la vuelta y marcharte. Pero preferiste encadenarte a mí. Y si pudieras vivir ese día otra vez, ¿qué dirías ahora?».

«Recuerda, yo seré tu ama, tu única compañía. Me buscarás por las calles como un perro callejero busca tragar. Me seguirás de la mano hasta el manicomio. Ordenaré que entres a la cárcel para que me halagues. Te seduciré para que enfermes e iré contigo hasta tu deseado funeral. Y solo en el panteón te diré adiós y tu familia agradecerá que al fin me harte de ti». «Ahora que sabes de mí, ¿qué harás? ¿Me probarás o no? Todo depende de ti. Pero te advierto, puedo traerte más miseria de lo que estas palabras puedan decir. Pero si aún lo dudas, ven… Toma mi mano, déjame llevarte al último suelo del infierno para bautizarte como un vulgar drogadicto más».

Autor Desconocido.

CHARLAS DE PREVENCIÓN DE ADICCIONES CONCORDIA

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio