BOXEADOR JOE «EL BOMBARDERO DE DETROIT» LOUIS POR LA LEY DEL BOXEO (29/4/19)

Joseph Louis Barrow, más conocido como Joe Luis, nació un 13 de mayo de 1914 en Lafayette, Alabama. Hijo de algodoneros. Era el séptimo de ocho hermanos. A los cuatro se queda huérfano. A los diez se va a Detroit. Época conocida como «La Gran Migración» cuando seis millones de negros se fueron a vivir desde el sur hacia el norte de Estados Unidos. En esa época los negros buscaban trabajos a cualquier precio. Y había «a dos manos». Los dejados por los blancos quienes estaban en la 1° Guerra Mundial. Casi todos eran pobres. Tensión y violencia por todos lados. Peleas y asesinatos a trochi mochi. Ahí conoció el boxeo. Como amater terminó con un récord de 53-3.

El ultimo campeón del mundo negro había sido Jack Johnson en 1908. Quien era un gran provocador. Había casi una conspiración para que el titulo del hombre más malo del planeta no vuelva a estar en manos de un negro como ese. El mundial Pesado era «patrimonio de blancos». Joe Louis se consagró campeón mundial Pesado noqueando a James «El Hombre Cenicienta» Braddock en 1937. Jab para medir y condicionar. Derecha para reducir y ablandar. Continuidad de bombazos concluir.

Joe se retiro con un récord de 64-3, 50 KO. Retuvo el máximo cinturón desde 1937 hasta 1949. Casi doce años como campeón mundial. Para muchos el mejor Pesado. Hizo 25 defensas exitosas. Récord en cualquier división hasta el dia de hoy. Sufrió su primera derrota frente al ex campeón mundial Max Schmeling un año antes de desafiar a Braddock. Schmeling era considerado «viejo». En los papeles un paso más hacia el titulo. Su apogeo teóricamente había terminado cuando firmo contra Louis un 19 de Junio de 1936.

Schmeling sorprendió al mundo noqueando al fabuloso «Bombardero de Detroit» en 12 Rounds. Lo tira en el Round 2 y lo «torpedea» toda la pelea. Luego Louis fue campeón mundial noqueando en el Round 8 a Baer. Pero no se sentía campeón hasta no vengarse de su famoso verdugo. Con la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial acercándose de forma inminente, los lideres alemanes se hicieron de Schmeling como a un símbolo Nazi. Era el gran referente de los Alemanes, a pesar de que el tipo nunca mezclo el deporte con el racismo.

Louis-Schmeling II fue uno de los eventos más grandes de la historia del boxeo. 75.000 fanáticos reventaron el Yankee Stadium. Joe gana en el Round 1. Y se convierte en el símbolo de la libertad y de los derechos humanos. Era un negro con algo de sangre india y blanca. Que no provocaba, decía lo políticamente correcto, y era muy agradable. Combatió como nadie «la grieta» de razas que estaba en su peor momento. Un tipo querible y admirado. Primero por los negros. Luego por los blancos. Finalmente por todos los seres humanos. La aplastante victoria en la revancha sobre Schmeling lo convirtió en una figura trascendental en todo el mundo. Alguno lo llamo «Un Crédito a su Raza». El prestigioso periodista deportivo Jimmy Cannon replicó: «Si, un crédito a la raza humana».

La racha de nocaut que llevaron al ring Louis y Galento el 28 de junio de 1939 vendió y cautivó a las masas. Galento tiro a Louis antes de ser noqueado brutalmente en el Round 4. Era un símbolo positivo de la raza negra. Un ejemplo de que se podía prosperar a pesar del racismo que existía. Le gana a Conn en 1941 en el Polo Grounds de New York en pelea durísima. Conn venía ganando en las tres tarjetas de los jurados, hasta que «El Bombardero de Detroit» detono el misil en el Round 13 y final. Los fanáticos salían a pegarle a las sartenes y a las cacerolas cada vez que ganaba. Fue un Dios Negro.

En 1941 peleo 96 exhibiciones frente a casi 2.000.000 de personas alrededor del mundo. Se enlistó en 1942 en el Ejercito de los Estados Unidos, y sirvió a las tropas aliadas. La plata que recaudo en muchas de sus peleas fueron donadas a la guerra. Después de su Servicio Militar, que causo la suspensión de su reinado desde 1942 hasta 1946, le gano a Jersey Joe Walcott. Sus batallan con Walcott y Conn fueron épicas. Y el mundo se detenía a mirarlas.

El 5 de diciembre de 1947 en el Madison Walcott lo tuvo a Louis a «mal traer». Lo tiro en el Round 1 y en el Round 4. A «punto caramelo». Ganó Louis «aguantado los trapos», y demostrando gran coraje en una decisión dividida y controversial. La revancha se hizo el 25 de junio del 48 en el Yankee Stadium. Louis lo noqueo en 11 Rounds. «El Bombardero de Detroit» tenía un masterado en peleas revanchas. Aplasto y noqueo a todos los rivales que le «complicaron la vida» como Schmeling, Godoy, Simón, Baer y Conn. Anunció su retiro un 1 de Marzo de 1949. Vuelve y lo «machacan» jóvenes como Charles y Marciano. Ya viejo y gastado. Se abusaron de él, que tenia problemas de dinero y había que «juntarla». Después trabajo en un casino de Las Vegas. Las mujeres lo amaban y él amaba a las mujeres.

Luego tuvo un accidente neurológico y colapsó en 1969. En 1970 fue internado en un hospital psiquiátrico en Denver por problemas mentales. En 1977 una operación de aorta lo postro en una silla de ruedas. El inmenso Joe «El Bombardero de Detroit» Louis muere un 12 de abril de 1981 por un accidente cardíaco. Su antiguo amigo y rival, Max Schmeling, costeó los gastos de su enfermedad y de su entierro. Se iba uno de los deportistas mas famosos de la historia.

Este es la breve resumen de un patriota. De un tipo que sumo para terminar con los odios raciales. Un negro que cambio las actitudes de su sociedad. Cambios profundos y duraderos. Hoy descansa en el Cementerio de Washington, donde yacen los héroes de guerra de los Estados Unidos. Joe Louis, mis amigos de La Ley del Boxeo… Alto nombre si los hay de nuestro deporte. Un crédito a su raza. A la raza humana…

LA LEY DEL BOXEO (MARTES 20 HS MATRIX 94.9).

Comentarios