NOCHE DE BOXEO PROFESIONAL EN CONCORDIA: «MUSCULITO» BLANC-«DEMONIO» ZÁRATE ¡PREVIA Y PRONÓSTICO!

Este sábado 25 de septiembre en Termas de la Concordia, peleará el campeón sudamericano Mini Mosca el concordiense Leandro José «Musculito» Blanc (4-0, 3 KO). Su rival será el formoseño campeón argentino Mosca Junior «El Demonio» Zárate (14-3, 5 KO). Organiza OR Promotions, Municipalidad de Concordia, y fiscaliza la Federación Entrerriana de Boxeo.

El lugar elegido para el relax vacacional de tantísimos turistas volverá a ser el epicentro de grandes batallas para púgiles de la talla del olímpico Leandro Blanc, la leyenda viviente y ex campeona mundial Marcela Acuña, así como también del popular Gustavo Vittori, que tras su rodaje por el viejo continente, se reencontrará con su público y estará otra vez boxeando en Concordia.

La Tigresa Acuña, la madre del boxeo femenino argentino, ira por el zarpazo de la victoria ante Natalia Josefina Alderete, intentando resolver la vuelta antes de que se cumplan los seis rounds pactados para este combate. Y «Perrito» Vittori tendrá su vuelta a casa con una nueva presentación sobre el ring contra Claudio Andrés «El Bocha» Luquez, en un pleito pactado a seis rondas.

Leandro «Musculito» Blanc es de Concordia, provincia de Entre Ríos, ha experimentado una larga y exitosa carrera por el mundo con la selección. Represento a la Argentina en los Juegos Olímpicos Río de Janeiro y se consagró campeón Sudamericano Mini Mosca el 8 de febrero del 2020 por KOT 5, frente a Ramón «El Trasandino Traicionero» Velázquez. Y se instaló como uno de los cuatro concordienses en conseguir el máximo título continental junto a Esteban Osuna (Welter y Super Welter), Alfredo Jaurena (Super Ligero), y Yanina Lescano (Ligeros).

Estos, más Juan Carlos «El Negro» Bogado campeón argentino Mediano, Ramón «Nico» Albers campeón argentino Mosca, Diego «Rako» Jaurena campeón argentino Super Pluma, y el olímpico Remigio «La Hormiga Atómica» Molina, se metieron «de cabeza» en la «Galería de los Grandes Boxeadores Concordienses de Todos los Tiempos».

Entre miles y miles que lo soñaron. Cuesta y mucho poner tanta humildad, trabajo en equipo, y el mayor de los esfuerzos para lograr el máximo cinturón. Horas y horas aferrados al gran sueño.

«Musculito» tiene guardia zurda. Es pensante. Punteando con la derecha y con los guantes bien arriba. Tac-tac. Tac-tac. Es un boxeador con una buena escuela y mejor conducta. Mete combos con zurda recta y castigo al cuerpo. Ataca cerradito con la guardia arriba. Con determinación y dispuesto a esquivar lo que le devuelven. Pero no es super rápido ni un genio en defensa. Siempre «se lleva lo suyo». Salvo en su última y bastante mala presentación… Nunca se enloquece, y trabaja la pelea de menos a más. Retrocediendo, avanzando, amagando una maniobra y sorprendiendo con otra. Jab, jab, al cuerpo. Jab, jab, y a la cabeza. Mareo y descompostura…

Musculito es un tipo que esta bien enseñado. Y bien aprendido. Vos podés enseñar, pero si el otro no quiere escuchar… O solo escucha lo que le gusta… imposible. Porque quiere aprender. Porque sabe que necesita ayuda de su entrenador Roberto «Carita» González, de sus colaboradores, de sus sparrings, de sus compañeros de gimnasio, de su familia, y de su novia. Todo esto le crea un clima de contención afectiva que le permite estar bien y tranquilo para entrenar, descansar y comer bien. La humildad es estar siempre escuchando. Confiando en los que quieren lo mejor para vos. El se mantiene aprendiendo y progresando. O «muere en el intento».

El formoseño Junior «El Demonio» Zárate (14-3, 5 KO) tiene 31 años y es de Ibarreta, provincia de Formosa. Es un boxeador de una destacada y dilatada carrera amateur. Mucha experiencia en la selección. Recorrió el mundo buscando la clasificación a los Juegos Olímpicos Beijing 2008 y Londres 2012. Sus triunfos sobre Baldor, y las ya clásicas batallas con Jurado, Monserrat, Silva, Ibarra, e Iriarte lo ponen bien arriba en una de las Categoría con mayor número de grandes ídolos argentinos. Su victoria sobre la gran promesa yankee «Nico» Hernández lo puso en la consideración general del boxeo.

Junior muchas veces está poseído por un entrenamiento y un plan de pelea casi perfecto. Es rápido, movedizo retrocediendo y pasando a la ofensiva, siempre a los «saltitos», y buscando la distancia para conectar. Tiene muy buena línea técnica. Es claro y preciso en sus lanzamientos desde diferentes ángulos. Cruzados de izquierda y ganchos abajo pero siempre atento al contraataque. Si lo dejas te puede «pintar la cara». Le falta pegada, es vulnerable porque baja demasiado la guardia. Boxea con el blindaje desarmado y expone la cabeza demasiado. Se planta innecesariamente a intercambiar y normalmente se va cansando y diluyendo con el correr de los asaltos.

La categoría Mosca es una división con una larga y gloriosa historia. Que tuvo campeones mundiales como Pascualito Pérez, Horacio Accavallo, Salazar, Soto, Omar Narváez y Juan Carlos Rebeco. Y otros que no llegaron, pero que fueron muy buenos también. Los honraron con mucha entrega y sacrificio en el ring. Y el gran nombre de la actualidad en las categorías menores se llama Agustín «El Avión» Gauto.

PRONOSTICO

Los dos son jóvenes, talentosos y hambrientos, sin dudas. «Musculito», a diferencia de su rival, tiene poder de knockout en ambas manos. Por eso va a ser el agresor. El de achique y acecho. Ira a buscar su victoria más importante en el campo rentado. Atacando pero sin descuidarse. Al principio «El Demonio» va a querer boxear y mantenerse fuera de todo peligro. Con mucha movilidad y descargas desde afuera. Ganando más Rounds de estudio y de boxeo. Luego los golpes a la parrilla y el cansancio que le produce su propio estilo irán mermando su accionar. «El Orgullo de Barrio Universidad» va a conectar y moretonear al formoseño. Se van a equilibrar «los platillos de la imaginaria balanza». Al final de la pelea, debido a la confrontación de estilos, Zárate se va a despegar y desplegar su repertorio de «toco y me voy». Con una mejor velocidad de piernas y mayor plasticidad física.

Es imposible no querer a Blanc. Pero el afecto no gana las peleas. Y ese sentimiento tuerce muchos pronósticos y podría influenciar a los jueces. Pero no a La Ley del Boxeo. Zárate esperara y forzara a Blanc a ir un paso adelante en zona de gatillo y propinará mucho castigo en contraataque y sobre el final. Ojalá que Dios no quiera, que el Diablo tampoco, y que La Ley del Boxeo se equivoque una vez más. Pero gana Mauro «El Demonio» Zárate en Decisión Unánime.

LA LEY DEL DEPORTE

Comentarios