EL STREAMING EN RADIO POR «LA LEY DE LA RADIO»

En las emisiones de los medios de comunicación, los sonidos e imágenes se codifican en ondas y después son descodificadas por receptores de radio o televisión. El streaming en Internet funciona de forma diferente. No hay un solo canal abierto entre la fuente y el destino. En lugar de ello, la fuente agrupa los datos en pequeños paquetes y los envía a través de Internet. Es similar a lo que ocurre cuando envías un correo electrónico o publicas algo en un sitio web. Esos paquetes individuales pueden viajar desde la fuente a tu dispositivo a diferentes velocidades. Cada uno está etiquetado para que tu dispositivo pueda ponerlos en el orden correcto.

El streaming es un tipo de tecnología multimedia que envía contenidos de vídeo y audio a tu dispositivo conectado a Internet. Esto permite acceder a la televisión, películas, música, y podcast en cualquier momento.

El streaming es un gran cambio en la forma en la que accedemos a los contenidos multimedia. Antes todos dependíamos de los servicios de las emisoras para acceder a las noticias y entretenimientos. Usábamos radios y televisores para recibir lo que la emisora emitía, y escuchábamos los programas que ofrecían.

Ahora podemos consumir la música, las noticias, los programas, y las películas que queremos cuando y donde queremos. Y podemos hacerlo desde casi cualquier dispositivo, como un smartphone, la tablet, una PC, e incluso la televisión.

Puedes acceder a tantos contenidos a través de diferentes servicios de streaming que mucha gente ya ha preferido «cortar el cable», cancelando caros servicios de suscripción de TV por cable o satélite.

Una vez que tu dispositivo dispone de los paquetes consecutivos suficientes y está listo para reproducirlos, comienza el streaming de contenido. Este proceso se conoce como «buffering». Si tu conexión a Internet no es lo suficientemente rápida para obtener los paquetes a tiempo, el contenido podría no reproducirse correctamente.

Buffering es diferente de la descarga progresiva. Este término hace referencia a algunas descargas que le permiten comenzar a reproducir el contenido antes de que se guarde completamente el archivo. Aún tendrá que guardar todo el archivo en su dispositivo, y puede tener problemas parecidos, si los datos no se descargan tan rápido como se usan para la reproducción.

Muchos servicios proporcionan acceso gratuito, otros requieren una suscripción de pago. Puedes encontrar diferentes tipos de servicios de streaming disponibles para eventos en vivo, vídeos, películas, música y juegos.
El streaming en vivo le proporciona acceso a eventos en el momento en que suceden. Los deportes profesionales son algunos de los eventos deportivos más populares de streaming en vivo, pero esta categoría también incluye emisiones de radio y vídeos en vivo de canales de redes sociales, como el Facebook.
El contenido de streaming más popular es el vídeo. Ya se trate de fragmentos cortos o de largometrajes. YouTube es la fuente de vídeo más conocida, la gente ve unos 5000 millones de vídeos en YouTube por día. Y se cargan 300 horas de nuevos contenidos a cada minuto.

El streaming de vídeo es una forma de acceso a los datos que se basa en «guardar y enviar». Esto significa que los archivos se guardan en un servidor al que puede acceder bajo demanda cuando lo desee. Mucha gente puede acceder al mismo contenido a la vez, pero cada uno de ellos puede comenzar o parar lo que está viendo sin afectar a los demás. Algunos servicios, como Netflix, cargan una cuota de suscripción para acceder, mientras que YouTube y otros permiten acceder gratis al contenido, pagando sus facturas mediante la publicidad.

Es fácil escuchar música desde servicios de streaming, tanto gratuitos como por suscripción. Lo único que necesita es registrase en un sitio como Apple Music o Spotify. Puede encontrar rápidamente la música de un artista, si sabe lo que desea escuchar o bien seleccionar un género y descubrir nuevas canciones. Algunos sitios de streaming de música ofrecen sugerencias según sus hábitos anteriores y las canciones que ha dicho que le han gustado.

El streaming de música ha cambiado los hábitos de escucha de millones de personas. Hoy la música en streaming representa actualmente un 75 por ciento del total de ingresos de las grabaciones de música.
Los servicios de música, al igual que los de vídeo, guardan archivos de grabación para que se acceda a ellos cuando lo desee. Algunos están disponible de forma gratuita, financiados con anuncios, como Spotify.

Los servicios de streaming de sonido no se limitan a la música. También puede escuchar pódcast y audiolibros, además de recibir emisoras de radio de todo el mundo.

También puede utilizar el streaming para los videojuegos interactivos. Antes podía comprar un juego en un medio físico y jugarlo o instalarlo en su PC. De los juegos físicos se pasó a la descarga, pero aún tenía que jugar en su dispositivo local y ocupar más de su preciado espacio de almacenamiento en disco.

Ahora puede jugar en streaming y elegir juegos de una completa biblioteca. Puede adquirir un título o pagar una suscripción para acceder a una amplia gama de juegos.

Existen servicios de streaming de juegos para aquellos que desean explorar hasta proveedores con sus propios sitios de juegos en streaming. Existen servicios que le permiten jugar a todo tipo de juegos. Al igual que sucede con el vídeo y la música, algunos requieren una suscripción, mientras que otros se financian mediante la publicidad.

En cuanto al streaming de vídeo, YouTube sigue siendo el rey. Ofrece de todo. Desde vídeos cortos hasta películas completas. Incluye vídeos de podcast y tutoriales.

Netflix es el sitio de suscripción líder en el streaming de películas y episodios de programas de TV.

Las opciones de streaming de música y pódcast son prácticamente interminables.

Para el juego, Sony y Microsoft disponen de servicios de streaming que le permite jugar tanto en su PC como en sus consolas PlayStation y Xbox.
El streaming en Internet ha revolucionado la forma en la que consumimos multimedia. Ya estemos consultando las últimas noticias, escuchando a sus artistas favoritos, y podemos conectarnos en cualquier momento y lugar desde nuestros PC, tabletas o smartphones.

Puede comenzar a ver o escuchar de forma casi instantánea, sin tener que esperar a que se descargue un archivo grande. Y como no está guardando archivos en su sistema, existe un riesgo mucho menor de que se quede sin espacio, o descargue un código malicioso.

Cada vez que accede a información en línea debe cuidar su seguridad. No hay razones para preocuparse con los principales servicios. Sin embargo, puede que corra algún riesgo al usar otros sitios, así que debería pensar en usar una buena herramienta antimalware como Avast Free Antivirus, para proteger su dispositivo y todos sus datos.

MATRIX CONTINENTAL 94.9

Comentarios