EL PIBE DEL COUNTRY POR LA LEY DEL DEPORTE (7/917)

Diego Fernando «Gambetita» Latorre fue un jugador de futbol surgido en el Country. No en los «andurriales de la periferia» como cualquier otro chico argentino. Una rareza. El futbolista, como el Boxeador, surge casi siempre de la pobreza. Por este motivo Latorre siempre se sintió como una mosca blanca en el Futbol Profesional.

Arrancaba y terminaba el partido cuando el quería. Se llevaba la pelota y se terminaba «la joda». Los compañeros… a beber de la canilla, y el… a tomar gaseosa con galletitas y otras delicias.

Sus actitudes egoístas siempre «cayeron gordas» entre sus compañeros de vestuario. No se le caía una moneda del bolsillo. Ni tampoco regalaba su tiempo a nadie. Egoísta y poco solidario. El ni siquiera lo sabia.

En el futbol grande surge en el Boca del 91. Sin hacer inferiores! Brilla y forma una dupla temible con Gabriel Batistuta. La rompen toda! Los rivales lo acosaban, lo mordían y le pegaban. Le «tenían ganas» al novio de la hija del Presidente de La Nación. Querían saber de que «madera estaba echo» ese «cheto del country».

También era el numero 10 indiscutido de la Selección Nacional del Coco Basile. Gambeta corta, endiablada y una aceleración de 0 a 10 que hacía nudos en las piernas de los defensores. Era el otro Diego. El nuevo, el bueno!

En la Copa América de Chile perdió el puesto a manos de Leo Rodríguez. Jugo poco. En esos días Boca y Newells definían por penales el Campeonato en Argentina. Gano el Equipo de Bielsa. Diego no pudo estar.

Los jugadores de aquella inolvidable selección se burlaban de Batistuta. En nombre de los enfervorizados hinchas de Newells. ¡Latorre era uno de ellos! ¡Decía que ya era jugador de Fiorentina! ¡Ni cargo se hacia!

La Fiore se llevo al Bati que fue la figura y el goleador de ese torneo, le pago millones y lo «dejo tirado» a Latorre. Se olvido de el. Nunca mas pudo vivir a la altura de las expectativas que había despertado.

Meo, peleo, y provoco en todos lados. Se proclamo como el «Diego bueno». En clara comparación con Diego Armando. Así que imagínense como se puso «el que te conté». ¡Se tapo la nariz frente a La 12! Hay que «tenerlos» para osar hacer eso!

Se caso con una rubia despampanante que trabaja de Periodista de Espectáculos y habla «hasta por los poros». Modelo de lengua larga y falda corta. Hoy Diego Fernando se ve envuelto en escándalos amorosos. Es «figura» en las revistas del corazón.

Pero lo que mas anda haciendo estos días es comentando sobre futbol en radio y televisión. Y escribe columnas y editoriales en el Diario La Nación.

Es muy bueno como Periodista Deportivo. Yo diría que excelente. Diego Fernando Latorre es el mas agudo observador de futbol que tiene la Argentina. Y probablemente del cono sur. Cuando habla enseña, nos lleva a la escuela de futbol. El lo sabe y lo goza…

LA LEY DE INFORMACION.

 

 

Comentarios