CASTAÑO HEROICO Y SUBLIME EN EMPATE DIVIDIDO CON CHARLO

Jermell Charlo y Brian Castaño colisionaron por la unificación absoluta de los Medianos Júniors en una super entretenida pelea llevada a cabo en San Antonio, Texas. La unificación quedó trunca porque los jueces no se pusieron de acuerdo y juzgaron un empate dividido y ambos retuvieron sus cinturones.

Castaño, dijimos en la previa, tenía el pedigrí, la experiencia amater, el carácter, la durabilidad y el estilo para ganarle a Charlo. Estuvo a la altura de las circunstancias, inclusive encima. Se bajó mejor de lo que subió, Charlo se fue peor de como entro…

El juez Weisfeld marco 114-113 por Castaño quien controlo casi toda la pelea menos el final donde tuvo muchos problemas. El juez Cheatham falló un sorprendente 114-114, pero Nelson Vásquez fue el «dueño del único par de ojos» y sería duramente criticado, que vio 117-111 por Charlo. Lo que Vásquez dice de la pelea habla mucho más de como es el que de como fue la pelea. Un desubicado que estaba viendo otra cosa. Un obsecuente más del poder.

La pelea lo vio a Castaño ir para adelante conectando muchos golpes y a Charlo ir para atrás careciendo de actividad y precisión en la ofensiva. Salvo en el segundo donde charlo conmociono a Castaño con un gancho de izquierda, y en los últimos donde por momentos también lo tuvo sentido y mareado.

Castaño lo tuvo mal a Charlo en el tercero y lo domino hasta el décimo. Le pego con las dos manos y mucho. En el noveno estuvo a punto de sacarlo con enorme presión, antes que se le vengan los problemas impensados. La pelea fue entretenida, competitiva y dramática. De «hacha y tiza».

Charlo tuvo un gran round 10. Lo mareo dos veces a Castaño con la derecha. Castaño se movía para aclarar la cabeza pero lo conectaron nuevamente al final del round. Inclusive tuvo un muy buen round 11 pero no le dio «el pesto» para sacar a Brian. En el último dejaron todo en la cancha y se pararon en el medio del ring a «darse masa» y vaciarse de contenido.

Para la Ley del Deporte Castaño gano 116-112. Charlo tuvo dos grandes rounds pero el esfuerzo más consistente lo tuvo Castaño. Tirando más, pegando más, y con mejor porcentaje de eficacia. Fue el que hizo el gran desgaste. Charlo casi que ya no sabía que más intentar.

Los jueces incompetentes parecen ser premiados cada vez que ven cualquier cosa. Especialmente cuando juzgan a favor de la estrella o del hombre de la casa. Nobleza obliga a confesar, con tristeza y bronca, que en todos lados pasa lo mismo…

Gran pelea, revancha inmediata. Pero por favor que le den «día libre» al juez Nelson Vásquez y que se mantenga lo más lejos posible del festival. La tarjeta de ese muchacho es un insulto al esfuerzo de «El Guapo de Isidro Casanova». Y al deporte de los puños.

LA LEY DEL DEPORTE

Comentarios