BOXEADORA Y ABOGADA BRENDA VITTORI EN LA LEY DEL BOXEO (6/10/20)

La invitada a La Ley del Boxeo es hija del comisario y ex presidente de la Comisión Municipal de Box Rubén Darío «Vittoco» Vittori y de su mamá Dorita Gonzales de Vittori. Hermana del boxeador profesional «Perrito» Vittori y de cuatro más. Casi todos ligados a la actividad desde diferentes lugares. Es una familia de barrio que trabaja siempre muy unida. La chica de la historia de hoy conoce este deporte, y por ende se crió entre boxeadores, técnicos y promotores. Hace unos días detonó las redes sociales con la noticia de que se recibió de Abogada y estuvo en boca de todos.

Hoy cuenta su historia de barrio, amor, familia, deportes, trabajo y estudio. Como hace para desdoblarse entre tantas funciones. Bienvenida boxeadora, bailarina, pedetrista, comerciante, y flamante Abogada Brenda Vittori a La Ley del Boxeo:

«Hola chicos, muchas gracias por la invitación. Nosotros somos del barrio Cabo Sendrós, entre Pompeya y Martín Fierro. Aún vivimos ahí. Yo estoy con mi novio al lado de la casa de mi infancia donde están todavía casi todos. Eramos un montón. Hasta el día de hoy entramos, salimos, estudiamos, trabajamos, nos juntamos. Somos unidos y familieros».

«Mi papá era el presidente de la Comisión Municipal de Boxeo. Y yo lo seguía a todos lados. Era, aún hoy lo es, el gran referente en mi vida. Me ensañaba a hacer de todo. Y la familia estaba siempre trabajando en los festivales, pesajes, armado del escenario, cantina, sonido. Amaba estar cerca de él y poder aprender. Una vez que papá falleció se nos hizo muy dificil poder estar en la dirigencia o en la organización».

«Mis dos hermanos mayores, «Nito» y «Perrito», eran boxeadores y seguí sus pasos. Tengo 31 peleas y cuatro perdidas. Fui campeona entrerriana. Me entrenó «Chiquito» Cirolla, Victoriano Fernandez, «Carita» Gonzales… Estar arriba de un ring por pelear con tu rival es una sensación muy fuerte. Todas sentimos un poco de miedo. Era una boxeadora peleadora. Tenía una buena técnica pero me gustaba atacar. Ni estilista ni pegadora. Un poco de las dos cosas, supongo…».

«Una gran parte de mi vida me la pasé bailando. Soy una chica de barrio y de carnaval. Imperio es mi pasión. La vida de la previa, los arreglos, la ropa, las carrozas, los desfiles, y las fuertes emociones son imborrables. Es un gran pedazo de mi vida que también me identifica como persona».

«Hoy hago pedetrismo. Entreno con «El Colorado» Magallanes. Por supuesto que me interesan los tiempos. Siempre quiero andar lo más adelante posible. Corro carreras de parques o de calle. Entrenamos en la pista de atletismo o por donde nos indique nuestro entrenador».

«Mi papá me llevó a inscribirme en la facultad de abogacía y me dijo: «Así como te traigo a estudiar estoy seguro de que mañana vendremos juntos a buscar el título. La vida me lo arrancó en el proceso, fue muy duro emocionalmente poder seguir. Gracias a mi familia pude recibirme y se que el está muy orgulloso por este logro».

«Esas palabras de mi papá quedaron grabadas a fuego en mi corazón, sentí que asumía el compromiso más grande de mi vida. Luego lo perdí con tan solo 48 años, fue un golpe durísimo, sentí que la mitad de mi corazón se fue con él. Muchas veces pensé en bajar la guardia, pero solo fueron pensamientos. Llegar a ser abogada me costo muchísimo emocionalmente, fue una lucha constante de sentimientos encontrados. No la parte de leer e interpretar las ideas. Eso no fue tan difícil. Tanto es así que solo una sola vez salí mal en un examen».

«Mi mamá nunca me dejó caer anímicamente. Ella siempre al pie del cañon para hacerme ver las cosas lindas de la vida. Es mi pilar. Hoy verla emocionada, feliz y llena de orgullo porque terminé lo que empecé es mi mejor regalo».

«Vivo con Daniel Lezcano, mi novio desde hace años. Al principio era un amor a distancia porque el juega al fútbol. Pero hace mucho que ya estamos viviendo juntos. Me acompaña en todo los emprendimientos. Me elije a mi conociendo lo mejor y hasta lo peor. Es hijo del entrenador Ramón Lezcano y hermano de Yanina «La Panterita» Lezcano quién es boxeadora profesional y que ya vino a este programa».

«Arranqué la carrera y me hice re amiga de Tamara Buenar. Estudiamos juntas y luego ella dejó, pero nuestra amistad se convirtió en «como de unas hermanas». La conocí el primer día, y llegó para quedarse. Me prestaba el departamento para que esté tranquila y pueda concentrame en el estudio. Ha dado tanto desinteresadamente que nunca podré terminar de agradecerle tantos gestos».

«También quiero agradecer a toda mi familia que me llenó de sorpresas hermosas el día de mi graduación, a mis locas amigas. Gracias a todos los que me acompañaron. Se ha terminado un ciclo pero se viene una nueva etapa con muchos proyectos por delante. Se que mi papá, donde sea que esté, estará muy orgulloso de mi».

«Le diría a una chica que quiera boxear que lo haga con el corazón. Que es un deporte re completo para el físico, el espíritu, y la mente. Te relaja, desestresa, dormís mejor, sentis más seguridad en la calle, y te mantiene en un ambiente sano y deportivo. Pero que al mismo tiempo hagan otra cosa que les guste. Porque es muy difícil vivir del boxeo y además la carrera es muy corta. Hagan deportes y que lo acompañen con algo más que les guste. Ah… y que traten de ser las mejores. Cualquier cosa que hagan. Las mejores que ellas puedan llegar a ser».

Brenda es segura y esto la coloca en buenas condiciones para enfrentar retos, desafíos, proyectos, e incluso acontecimientos rutinarios de su vida. Esta es la historia de una chica de barrio que salió, entrenó, bailó, amó, trabajó y estudió. Tuvo tremendos resultados porque lo hace con pasión y decisión. Esto solo lo puede transitar porque ama y mucho las cosas que hace. Termina lo que empieza. Hoy es una referente inspiradora y positiva para las chicas de barrio de nuestra querida Concordia. Referentes inspiradoras, entusiasmadas y positivas como ella… ¡Necesitamos como el aire! Para así contagiar a las que les cuesta un poquitito más…

LA LEY DEL BOXEO (MARTES 20 HS RADIO MATRIX 94.9)

Comentarios